Debido a las características especiales del cultivo de hortalizas en contenedores, debemos utilizar unos sustratos con la suficiente porosidad, aireación, retención de agua, nutrientes, ph y ligereza para el correcto desarrollo radicular y producción de frutos. En ocasiones las tierras